TEST: Ferrari Zanini Vintage "Campeonato de España de 1984" de Scalextric

    "El comportamiento del coche es espectacular como el coche en sí: es sobrio en pista, recordando el pilotaje de los coches de antaño, de la vieja escuela. Sobrevira un poco, como lo hacía el GTO de la época, pero colocas el coche de nuevo en la trazada soltando un poquito de gas".

    Antonio Zanini Sans, nacido el nueve de febrero de mil novecientos cuarenta y ocho en Barcelona, es una de las leyendas del automovilismo español. Acompañado de su inseparable copiloto, Josep Autet, el "Marqués de Viladrau" llevó su talento durante décadas a los asfaltos y pistas de todo el mundo, Dakar incluido -con un camión- en mil novecientos noventa y cuatro. Capaz de ganar con casi cualquier máquina que cayera en sus manos, el palmarés de Zanini es brutal. Fue campeón de Europa de rally en 1980 con Porsche: ganó nueve veces el Campeonato de España de Rally entre 1974 y 1984 con cinco coches diferentes, siendo el último de estos galardones, el de 1984, que se llevó al volante de un coche muy especial: el espectacular Ferrari 308 GTB. Modelo de calle profundamente modificado por Michelotto, que elevó la potencia de su motor V8 de 3.0 litros hasta los 280 CV, entre otras mejoras. Una máquina imbatible, poco común, que se impuso claramente en las pruebas del campeonato nacional haciendo posible, de paso, que Ferrari figurara en lo más alto del podio en una especialidad, la de los rallyes, nada habitual en el fabricante italiano.

    Scalextric ha puesto a nuestra disposición 3000 unidades en edición limitada -cúantos coches fabricarán de las ediciones no limitadas...- de la réplica de un Ferrari 288 GTO pero con la decoración del Ferrari 308 GTB con el que Antonio Zannini, ganó en 1984 su octavo y último Campeonato de España de asfalto. Una forma muy emotiva de rendirle homenaje sin tener que crear un costoso -y realmente muy parecido- molde de fabricación. A nosotros nos parece estupendo, siempre sabiendo lo que tenemos entre manos, aunque sabemos que a los más puristas no les parece tanto. El chasis del coche lleva reflejado que es un Ferrari GTO. Se acompaña dentro de su caja especial un libreto que incluye información sobre el coche, el piloto y la marca y en que hacen mención, de pasada y al final, que es un GTO con decoración GTB.

    Vemos, a grandes rasgos, las diferencias entre un Ferrari 288 GTO y un 308 GTB: El Ferrari 308 GTB era el modelo básico de Ferrari del cual se fabricaron doce mil coches. En 1975 sustituyó al Dino 246 y fue reemplazado en 1985 por el 328. Y el Ferrari 288 GTO se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1984 y sólo fue fabricado entre 1984 y 1985 para poder competir en el Grupo B. Pero jamás corrió en el Grupo B y los doscientos setenta y dos coches construidos siguen siendo puramente coches de carretera.

   El diseño del 308 GTB fue realizado por Pininfarina y se introdujo en el Salón del Automóvil de París en 1975 como complemento Bertone del Dino 308 GT4 y sustituto del Dino 246. El GTB era de dos asientos. Los primeros 308 GTB fueron construidos por Carrozzeria Scaglietti, la carrocería era completamente de plástico reforzado con fibra de vidrio, sólo se fabricaron 712 unidades de esta primera versión de fibra de vidrio 1975-1977, y la demanda es muy alta por coleccionistas. A partir de 1977, la carrocería comenzó a construirse en acero y pesaba sólo 12 kg más que su homólogo de fibra de vidrio.

   El diseño del 288GTO lo realizó Leonardo Fioravanti, de Pininfarina, directamente sobre un 308 GTB real, modificando capó, aletas.... para competir en la referida nueva serie de carreras del Grupo B, superando la fabricación de las 200 unidades requeridas para su homologación. Tenía un parecido visual con el 308 por razones puramente comerciales, pero las coincidencias con el 308 acababan ahí. El 288 GTO tenía un chasis totalmente nuevo para que fuera competitivo en el Grupo B. Un motor central V8 de 2855 cc con dos turbocompresores IHI, intercoolers, e inyección de combustible.

   Dicho esto, destacar que Scalextric, en su era Exin, fabricó cinco versiones del Ferrari GTO: la versión "Española de Vídeo", en blanco; la "Cimarrón" en rojo; la "Pioneer", en color blanco y chasis azul; la "Entremont" en rojo, y la "Seven Up" en verde. Hoy por hoy el resto de decoraciones del Ferrari GTO pertenecen a decoraciones que lucieron varios Ferrari 308 GTB.

   El Ferrari Vintage de Scalextric es el primer coche de la nueva hornada de este año que hemos traído al programa para testar. Y es que es un coche que había levantado mucha expectación a lo largo de este año. Los más mayores deseaban que saliera su versión Vintage, puesto que fue un coche que de jóvenes todos deseaban. Abrir la caja ha sido toda una experiencia. Un halo de la vieja escuela ha inundado el estudio de grabación. Hasta Slot_Stig no estaba pilotando ninguno de los coches, sólo para estar en su apertura. Y eso dice mucho.

 

   A éste no ha habido que quitarle el imán, porque no lo lleva. Las primeras vueltas de Slot Stig por la pista han sido con cautela. Decir que la guía toca fondo de la ranura de las pistas que no son de Scalextric. Concretamente en las de Open Slot que tiene la pista de Slot Gear. Ha habido que limarle muy levemente la punta delantera de la guia y dejarla con forma curva para que pasara sin trabas. No hubiera hecho falta si todas las pistas hubieran sido Scalextric, aunque el coche va mejor si la rebajamos un poco. Pero sólo se ha rebajado para que las pase, no para que el coche se comporte mejor, puesto que las Reglas del programa no lo permiten.

    Si bien Scalextric anuncia 2500 unidades, la unidad que nos ha llegado al programa es la número 2774, y el libreto que adjunta el pack menciona tres mil unidades. ¿harán algo especial con esas quinientas unidades de diferencia? Lo mismo vienen firmadas por el mismísimo Zanini...

 

   La carrocería es espectacular, con un chásis que adopta la fórmula del Porsche 917, también de Exin. Grandes acabados y un brillo especial que no tienen otros coches. Monta neumáticos traseros de 19,5 x 10,5 y delanteros de 18,5 x 9,5, hablando siempre en milímetros, claro. Y todas las medidas restantes del coche coinciden plenamente con el modelo original de Exin, como su longitud de 133 milímetros, anchura de 63,5 milímetros, altura de 35 milímetros y distancia entre ejes de 77 milímetros, entre otras.

    El motor, un RX4 con su característico piñón dorado sin diferencia técnica con su predecesor el RX-2, que era el que realmente montaba el GTO Exin, es uno de los motores que más ha durado en la trayectoria de la marca Scalextric con sus diferentes Fábricas. Comenzó su fabricación llegando hasta casi las quince mil vueltas aunque en la actualidad puede llegar hasta las dieciocho mil, si bien no parece que lo haga el que monta nuestro Vintage... Vamos a tener que encargar a dirección de programa un cuentavueltas... Este motor se fabrica desde 1988 montado en bastantes coches, si bien en la actualidad sólo se monta en los Vintage. Lástima que no monte el RX2, aunque suponemos que es pasto de la historia.

   El comportamiento del coche es también espectacular como el coche en sí: es sobrio en pista, recordando el pilotaje de los coches de antaño. Sobrevira un poco, como lo hacía el GTO de la época pero colocas el coche de nuevo en la trazada soltando un poquito de gas. Acelera bien en las salidas de las curvas, aunque le falta un poco de chicha, evidentemente, debido al motor, extremo este que compensa con la establididad del coche en la zona lenta que le da la anchura del eje trasero y su bajo centro de gravedad. La guía es más rígida que el cuello de Slot_Stig y algo profunda, por lo que hay que lijarle un pelo la parte frontal en forma de curva para que no se atranque en las pistas que no son Scalextric. En las pistas que si lo son va traqueteando un poco por las juntas de la ranura por lo que si la lijas un milímetro -no más, que pierdes las curvas- en toda su parte baja no te hará el ruido tan molesto. Nosotros en la prueba no lo hemos hecho, por las reglas, claro.

    El neumático trasero izquierdo ha quedado hecho papilla, sin dibujo seguramente por el apoyo que hace el coche en las curvas más cerradas del circuito, que son las tres de derechas. El coche habrá dado unas cuatrocientas vueltas al circuito, así que tampoco es descabellado que acabe el neumático reventado. Sólo llama la atención que es únicamente ese neumático y no los demás.

 

   El coche es un “martillo” haciendo vueltas. Pum Pum Pum, , 7,70”, 7,75”, 7,72”...marcando siempre los mismos tiempos por vuelta. Un candidato perfecto para las carreras Vintage.

    El Ferrari Zanini de 1984 Vintage de Scalextric ha hecho un tiempo de 7,50”, que lo coloca primero en la tabla. Ha hecho el mismo tiempo que el Chevrolet Corvette CR6 de Scalextric, el primero en la tabla de los que no pasan un badén. Es decir, el más rápido en tiempo absoluto. Decir también que Slot Stig se ha guardado alguna centésima en el bolsillo ante las continuas llamadas a la tranquilidad y cuidado del Director del Programa, que no quería que en un accidente el coche sufriera algún daño. Menudo cochazo nos ha brindado Scalextric. Decir que el director nunca está en las pruebas, pero esta vez no ha se perdido detalle.

VÍDEO

Configura el reproductor a 720p

    Slot_Stig dice que quiere el coche pero... no. Nosotros en Redacción también lo queremos, pero tampoco. Este coche va directo al Museo del Director del Programa. Es que es mucho Ferrari.

    Gracias Scalextric por reeditar esta joya!

 

   Ya sabéis: el #2774 es el de Slot Gear!