TEST: Ford Fiesta WRC Ken Block de Scalextric

 

    No puedes ser un salvaje con el coche. Hay que ir fino fino. Y yendo fino es cuando el coche va a bailar a tu antojo en las curvas. Pero nada de gas a fondo y quemar rueda como el americano.

   Keneth Block, conocido como Ken Block, nació el veintiuno de noviembre de mil novecientos sesenta y siete, en Long Beach, California. Es piloto de rallies y uno de los co-fundadores y recientemente nombrado Jefe de Marca de DC Shoes. Block ha participado en eventos de acción como los X Games. También es piloto de gymkhana. Y es aquí donde el piloto ha llevado el espectáculo de la conducción extrema a otro nivel. El norteamericano, famoso en todo el mundo por sus tremendos vídeos de derrapajes sorteando obstáculos, personas, coches, motos etc, a toda velocidad, repite en Scalextric con su renovado Ford Fiesta RS WRC de Hoonigan Racing.

 VÍDEO

configura el reproductor a 720p

    Vinculado a Ford desde 2010, Block combina sus participaciones en el Mundial de Rallyes con los X-Games y su evento preferido, las Gymkhana Grid. En 2014 participa en el Rally de Cataluña, quedando en duodécima posición tras chocar con una roca en la última etapa. Quedó segundo en el Global RallyCross Championship ganó en Charlotte y Las Vegas, y obtuvo podiums en Nueva York, Daytona y las dos mangas de Los Ángeles. Disputó tres pruebas del Campeonato Mundial de Rallycross, obteniendo un tercer puesto en Noruega y un cuarto en Francia. En dos mil quince, Block quedó séptimo en el Campeonato Global de Rallycross con un Ford Fiesta, si bien consiguió tres victorias en Fort Lauderdale, Jacksonville y Detroit, un segundo y un tercer puestos. Ya en dos mil dieciséis, Block pasó a competir en el Campeonato Mundial de Rallycross, siempre con un Ford Fiesta de su equipo Hoonigan.

    En los X-Games y las Gymkhana Grid, Block se encuentra como pez en el agua. Volar y quemar rueda en estos circuitos repletos de grúas, tubos, desniveles, trampolines, es lo que ha convertido a Block en una estrella global del mundo del motor. Block conduce una bomba en estos casos: un Fiesta ST, siglas que Ford reserva para sus modelos más radicales.

 

    El coche de Scalextric es muy divertido y jugable, pero no es rápido. Ciertamente una vez lo tienes en la mano te tienta a hacerle unas cuantas modificaciones pero Slot Gear tiene sus reglas. El motor, un RK91, llega a las diecinueve mil vueltas y tiene doble árbol de transmisión para su tracción 4x4, y relación 9/27. Normalmente Slot Stig prefiere las trencillas en single para bajar un poco el morro del coche, pero esta vez ha tenido que recular. Si las pone en simple, con el giro de la guía llega un momento que no toca las conexiones del coche que llevan la corriente al motor. Una vez puestas de nuevo en doble, hay que ajustar muy bien los terminales de las patillas que van hasta el motor y que tocan la guía para que, cuando en un derrape la guía haga tope lateral, no se quede sin conexión y parado en mitad de la pista. Después de mucho taller, curvando las puntas de las patillas un poco hacia abajo, haciendo que cuando la trencilla gire a tope no pierda nunca el contacto conseguimos empezar la prueba con un día de retraso.

    Una vez hecho esto ya te pones en modo Ken Block, pero no... No puedes ser un salvaje con el coche. Hay que ir fino fino catalino. Y yendo fino es cuando el coche va a bailar a tu antojo en las curvas. Pero nada de gas a fondo y quemar rueda como el americano. Es un coche que se disfruta mucho pero cambiando el chip de los dos últimos coches probados, el Mercedes AMG Coupe y el Chevrolet Corvette C6R, sobre todo de este último. El Ford es mucho más ligero, estrechito, corto y alto y si vienes de tener el tacto del Corvette, ancho y bajo, vas a volcar o salirte de la guía cada vez. Eso sí, una vez cambiada la forma de pilotaje, entrando muy fino en las curvas y reduciendo tarde en las rectas vas a dar más vueltas al circuito que un tiovivo.

 Slot_Stig -”Ponedme un poquito más de peso en el morro y agarre en las gomas de atrás... “

Dirección -Las Reglas Stigiiiii!

 

El Ford Fiesta WRC Ken Block de Scalextric ha hecho un tiempo idéntico al otro WRC, el Peugeot 206, de siete segundos y noventa y cuatro centésimas. Si a eso le sumamos la diversión que te transmite, es un coche para jugar sin parar.