TEST: Chevrolet Corvette C6R Tutumlu de Scalextric

 

    El Corvette C6R de la prueba, un coche rápido, estable en curva, fluido, fino y con garra. Si quieres competir contra tus amigos, saca éste de la urna, le quitas el imán, te das unas vueltas de calentamiento y en la carrera te los llevarás de calle.

    Scalextric lanzó al mercado este coche a finales del año dos mil quince. Es precisamente el coche que en dos mil catorce el equipo Selleslagh Racing Team by Barzani puso en manos de los pilotos Isaac Tutumlu y Maxime Soulet. La curiosidad es que Isaac se subió por primera vez a su nuevo Corvette un par de días antes de la segunda prueba del GT-Open 2014, en Portimao, Portugal. Por lo tanto no conocía el coche. Pero consiguió la pole, la vuelta rápida y la victoria final. Toda una gesta al volante. Podría ser perfectamente el hermano gemelo de nuestro Slot_Stig.

 

   Ambos pilotos hicieron valer su experiencia y su excelente tacto para llevar el coche a lo más alto del podio en la prueba del Algarve, una de las pruebas más importantes del International GT Open. Campeonato de gran turismos europeo que lleva en liza desde el año 2006. Curiosamente surgió como una internacionalización del Campeonato de España de Gran Turismo.

 

   A Slot_Stig no le van mucho los coches americanos, pero no le ha quedado más remedio que cambiar de opinión después de probar el Corvette, el muscle-car por excelencia. Vueltas y vueltas al circuito durante esta semana le han hecho recapacitar sobre sus prejuicios automovilísticos. Y eso que su tío corría de joven con un Corvette del 67. Lo mismo nos aparece un día de éstos con un águila calva en el casco. Quería sacarlo del circuito para ir al Mc Donnals a comerse una hamburguesa, pero tuvimos que pararle los pies.

 -“que el coche va sin matricular, Slotiii!

 

    Coche anchote, corto, con un chasis muy detallado, bajo, con subchasis basculante sobre pivote longitudinal central, donde se alojan el motor, la transmisión, y el eje rígido, haciendo que el conjunto se comporte como una suspensión de eje rígido como ya comentamos con el Mercedes Gooix. La tracción es al más puro estilo muscle-car, con baile de la trasera bastante parecido al del coche 1:1.

   El motor central, por pletinas, un RK-42 de tracción trasera que llega a las 19.000 revoluciones, mide 180 x 83 x 24 mm, tiene un buen par motor que se traduce en arrancadas potentes. El motor bueno para pistas reviradas como la de Slot City, como también vimos con el Mercedes de la semana pasada. Pero en este coche, es perfecta la combinación de chasis y motor y que han llevado al coche a lo más alto de la tabla en un circuito mixto. Enlaza curva tras curva haciendo que las rectas se queden cortas por la velocidad que adquiera al salir de ellas. En seguida se planta en la siguiente curva, que sobrepasa en un perfecto baile del tren trasero.

 

   La guía ARS, puesta en “single”, para bajarle un pelo el morro no pone obstáculos al pasar los cambios de rasante. Además el coche dispone de luces amarillas, para nuestras carreras que se alargan más allá de la caída del sol, iluminando la pista notablemente.

VÍDEO

    El coche, en los cinco días que ha durado la prueba, ha estado haciendo constantemente vueltas en torno a los siete segundos ochenta centésimas. Al apretarle en las vueltas de pole, siete sesenta, siete sesenta y cinco, y la vuelta record, siete segundos, cincuenta centésimas. El badén lo pasa como si fuera un coche de rally, y eso que lleva spoiler plano, pero no hace de “cuchara”. Simplemente Espectacular.