Vídeo presentación: Audi R8 LMS 24h "NBR" de Scalextric

 

    No existe carrera más exigente en circuito que las 24 horas de Nürburgring. Sus 170 curvas, repartidas a lo largo de 25 kilómetros, explican por qué al trazado alemán se lo conoce como “El infierno verde”. Solo los equipos más audaces, los mejores coches y los pilotos más capaces pueden permitirse competir en una de las pruebas reinas del automovilismo mundial.

   Es el caso del Phoenix Racing Team, la escudería alemana que, no por casualidad, tiene la sede junto al circuito. Sus coches siempre figuran entre los favoritos a la victoria final. Y más cuando hablamos de un Audi R8 LMS, una fiera de casi 600 CV, tracción total, motor V10 y chasis de aluminio.

   Este modelo corresponde la edición 2015 de las 24 horas. Al volante, los alemanes Marc Basseng, Frank Stippler y Mike Rockenfeller (campeón del DTM en 2013, también con el mismo equipo), y el suizo Marcel Fässler. Ellos fueron los encargados de exprimir al máximo una máquina tan bella como imponente.