Vídeo presentación: Citroën DS3 WRC “Rally Portugal” de Scalextric

 

    Poner uno de los coches más exitosos del WRC en la última década en manos de probablemente el piloto más agresivo del Mundial es garantía de espectáculo. Y es que el dúo Citroën DS3-Kris Meeke ha hecho las delicias de los aficionados de todo el mundo en un sinfín de carreras.

   El norirlandés Meeke volvió a situar al automovilismo británico en la élite de los rallyes al ganar en 2015 en Argentina, convirtiéndose en el primer súbdito de Isabel II en sumar una victoria en la categoría en los últimos 13 años. En un bonito gesto, le dedicó el triunfo al último gran mito del volante de las islas, el añorado Colin McRae.

    Meeke, con el irlandés Paul Nagle de copiloto, completó su mejor temporada hasta el momento en 2015, con un quinto puesto en la clasificación final. Fue ese año cuando llevó el DS3 hasta la cuarta posición en el Rallye de Portugal, prueba a la que pertenece el modelo que recrea Scalextric.