Scalextric. Vídeo presentación: Fiat 131 Abarth "Mouton/Montecarlo"

 

   Abarth, compañía fundada por Carlo Abarth se especializó en convertir los coches del grupo FIAT, normalmente concebidos para gustar a las masas, en bestias que emocionaban con solo girar la llave de contacto.

   Enormes pasos de ruedas, alerones, motores potenciados y suspensiones como una tabla convirtieron a muchos de esos modelos en objeto de deseo de pilotos y clientes con gusto por la velocidad. El 131 fue uno de los mejores exponentes de su trabajo en la década de 1970. La berlina de FIAT, con sus clásicos tres volúmenes y sus acabados más que correctos para la época, mutó, por obra y gracia de la compañía del escorpión, en un bólido amenazante y de rugido feroz.

    Michèle Mouton fue una de las encargadas de exprimir el 131 Abarth en el Mundial de Rallyes. En 1980, en Monte Carlo, y con Annie Arrii como copiloto, llevó este modelo hasta la séptima posición. Volando sobre nieve y asfalto mojado, Mouton siguió la estela de Walter Röhrl y Björn Waldegard, ganador y tercero, respectivamente, en esa edición de la prueba monegasca, al volante de sendos 131 Abarth.